Proceso de interiorización de la violencia: El fantasma detrás del mexicano


Esta tesina, dirigida por la Dra. Laura Atuesta, cumplió como requisito para que la autora obtuviera el título de Licenciatura en Políticas Públicas del CIDE.


Existen distintas maneras de procesar las consecuencias emocionales de haber estado expuesto a la violencia criminal de manera prolongada. El objetivo de este trabajo es analizar como estas experiencias de vida afectan la manera en la que se vive y se percibe la violencia. Este fenómeno se presenta como el proceso de interiorización de la violencia criminal, el cual consta de exposición, normalización, desensibilización y legitimación de la violencia. Este trabajo busca encontrar si la exposición a la violencia criminal durante la infancia y adolescencia tiene un impacto mayor, al momento de interiorizar la violencia criminal, en comparación con aquellas personas que fueron expuestas hasta la edad adulta. En este trabajo se realizó un análisis comparativo y de carácter cualitativo entre tres grupos generacionales. El grupo A reúne a personas que fueron expuestas a la violencia en la edad adulta, el grupo B a las personas expuestas desde la adolescencia y por último el grupo C, el cual reúne a las personas que fueron expuestas a la violencia criminal desde la infancia.

Mediante el uso de la narrativa y la construcción de relatos, se busca visibilizar los testimonios de aquellas personas que están expuestas a la violencia criminal de manera constante en sus comunidades, pueblos o ciudades. Se recopilaron 32 entrevistas semiestructuradas, realizadas a hombres y mujeres de 18 a 58 años, buscando retratar y describir cuáles son las experiencias que viven estas personas en su día a día y cómo la violencia permea y afecta su cotidianidad. Esta investigación logró la clasificación de los grupos generacionales en los distintos niveles del proceso de interiorización de la violencia criminal, encontrando que el grupo generacional A presenta niveles de normalización, mientras que el grupo generacional B presenta niveles de desensibilización y legitimación de la violencia criminal. Como resultados, la investigación encuentra que las personas que estuvieron expuestas a la violencia criminal durante la infancia y adolescencia presentan niveles más avanzados dentro del proceso de interiorización de la violencia criminal.

Descarga el archivo aquí

Enlace directo aquí